AdrianMarquisio.com

Cómo Ser Más Productivo – Guía Definitiva

Esta Guía De Productividad abarca buena parte de lo necesario para que logres optimizar mucho mejor tu tiempo y el logro de objetivos.

Tan solo si aplicas una de las tácticas e ideas que aquí se describen, probablemente notes un cambio (positivo, claro) en cuestión de días.

Aquí los temas:

Introducción
¿Qué Es La Productividad?
Procrastinación VS. Productividad
Cómo Mejorar Tu Proceso Productivo
Cómo Encontrar La Chispa Motivacional Para Ser Más Productivo
Cómo Configurar El Entorno De Trabajo Ideal Para Ser Productivo
Cómo Ser Más Productivo Organizándote Para Ello
Secretos Para Ser Productivo
Test Drive


Introducción

¿Eres una de las millones de personas que desean poder obtener solo unas pocas horas más al día?

Si tuvieras una hora extra cada día, ¿qué harías?

¿Dormir?

¿Lo pasas con la familia y los amigos?

¿Lo vuelcas en tu negocio?

¿Lo usas en un hobby?

Cualquiera que sea la respuesta, el objetivo de esta guía es ayudarte a crear una hora (o más) de tiempo libre para que puedas utilizarla como desees, creando así un estilo de vida más productivo.

Si bien no puedo detener los llamados de tus amigos y familiares, sí puedo ayudarte a que establezcas tu propio marco de funcionamiento que te permita tener éxito.


¿Qué Es La Productividad?

Hay dos grandes razones por las cuales las personas luchan para mantenerse productivas a saber:

1) Las distracciones

2) Falta de motivación

Esto es ciertamente más fácil decirlo que hacerlo, especialmente si eres padre o madre y tienes uno o más trabajos.

Después de todo, el punto de trabajar en casa es estar disponible para tu familia cuando te necesitan, ¿verdad?

Pues bien, lo primero que necesitas hacer entonces es sentarte y escribir una lista honesta de cosas que te distraen mientras trabajas.

Para la mayoría de nosotros, esta lista podría incluir cosas como: correo electrónico, redes sociales, medios de comunicación, mensajes de texto, llamadas telefónicas, mensajes instantáneos y los niños.

Mantener esta lista en algún lugar visible de tu área de trabajo te ayudará a reconocer las distracciones antes de que se conviertan en un problema.

Por ejemplo, cierra tu email y solo verifícalo en momentos predeterminados durante el día.

Sal de todos los mensajeros instantáneos.

Configura el teléfono en silencio.

Asegúrate de que los niños están ocupados por un rato.

Tomando estos pasos significa que haces conscientemente el esfuerzo de eliminar las distracciones mejorando así tu enfoque.


Procrastinación VS. Productividad

Si te has encontrado posponiendo tareas importantes repetidamente, no estas solo.

De hecho, muchas personas postergan hasta cierto punto.

La clave para controlar este hábito destructivo es reconocer cuando comienzas a posponer las cosas, entender por qué sucede y tomar acción.

En pocas palabras, procrastinas cuando dejas de hacer las cosas en las que deberías centrarte ahora mismo.

Sigue estos pasos para tratar de controlar la dilación:

Paso 1: Reconoce que estás procrastinando

Si eres honesto contigo, probablemente sabes cuándo estás postergando.

Aquí hay algunos indicadores útiles que te ayudarán a saber cuando lo haces:

• Llenas tu día con cosas de baja prioridad en tu lista de tareas.

• Lees los correos electrónicos varias veces sin comenzar a trabajar en ellos o decidiendo qué vas a hacer con ellos.

• Te sientas para comenzar una tarea de alta prioridad y casi instantáneamente sales a hacer una taza de café.

• Dejas un artículo en tu lista de tareas pendientes por un tiempo, aunque sabes que es importante.

• Dices regularmente ´Sí´ a tareas sin importancia que otras personas podrían hacer y llenas tu tiempo con estas, en lugar de continuar con las tareas importantes que ya están en tu lista.

• Esperas a que te llegue el ´buen humor´ o el ´momento adecuado´ para abordar esa tarea importante.

Paso 2: Adoptar Estrategias Anti-Procrastinación

La dilación es un hábito, un patrón de comportamiento profundamente arraigado.

Eso significa que no lo romperás de la noche a la mañana.

Los hábitos solo dejan de serlo cuando persistentemente has dejado de practicarlos, por lo que utiliza tantos enfoques como te sean posible para maximizar tus posibilidades de vencer a la dilación.

Algunos consejos funcionarán mejor para algunas personas que para otras y para unas tareas que otras.

En algún momento puedes necesitar solo un nuevo enfoque para vencer la dilación.

Estos consejos generales te ayudarán a motivarte y a moverte:

• Inventa tus propias recompensas. Por ejemplo, prométete un pedazo sabroso de postre a la hora del almuerzo si has completado una cierta tarea. Además, asegúrate de notar lo bueno que es.

• Pídele a alguien que te controle. ¡La presión externa funciona! Este es el principio detrás del adelgazamiento y de otras autoayudas grupales y es ampliamente reconocido como un enfoque muy eficaz.

• Identifica las consecuencias desagradables de no hacer la tarea.

• Trata de comer algo que disfrutes instantes antes de comenzar a trabajar.

Cuanto más tiempo pases sin postergar, mayores son tus posibilidades de romper con este hábito destructivo para siempre.


Cómo Mejorar Tu Proceso Productivo

Es mejor si las personas en tu vida pueden tratar a tu trabajo en casa como si no hubieras establecido tus propias horas.

Necesitan verlo como un trabajo tradicional con horarios fijos, durante los cuales te dejan solo.

Ellos no te llamarían a la oficina 15 veces en tres horas si supieran que tu jefe está cerca, ¿o lo harían?

Dale a la gente en tu casa algún tipo de señal cuando estás trabajando, por lo que saben que te deben dejar en paz a menos que sea una emergencia.

Por ejemplo, si tienes una oficina, mantén la puerta cerrada cuando estás trabajando.

La puerta cerrada es la señal que tu familia necesita para dejarte solo.

Ser productivo es una habilidad.

Cualquier habilidad que obtengas requerirá de práctica y repetición para afinar y perfeccionar hasta convertirla en un sistema.

Claro está, incluso las personas más productivas, se distraen de vez en cuando.

Si te encuentras convirtiéndote en un distraído, tómate unos minutos para centrarte y, por ejemplo, bebe algo o camina unos pasos.

Entonces, vuelve al trabajo.

Eventualmente, será más fácil para tí volver a centrarte y enfocarte de este modo, lo que a su vez hace que te sea más fácil mantener la concentración.


Cómo Encontrar La Chispa Motivacional Para Ser Más Productivo

No importa cuánto lo eches, el trabajo que tienes que hacer no va para hacerse a sí mismo.

Encontrar tu motivación será más fácil algunos días que otros, pero la clave es asegurarse de que puedes llegar a esa motivación cuando más lo necesitas.

¿Una forma de hacerlo? Crea una situación de ´emergencia´.

Cuando creas una emergencia porque sabes que el proyecto está en las últimas horas antes de su vencimiento, vas a hacer más en ese tiempo de lo que hiciste en todos los días anteriores.

Si puedes fingirte en una situación de emergencia, podrás hacer más que si te dices a tí mismo: ´Tengo unos días y puedo esperar´.

Solo siéntate y hazlo.

No más excusas.

Siéntate en tu área de trabajo y has lo que deba ser hecho.

En primer lugar, trabajando de este modo, lo encontrarás más fácil de hacer de lo que pensabas.

Si aún tienes problemas, piensa en los motivos por los que te encanta este proyecto.

Incluso, si es el proyecto más aburrido del mundo y tú lo detestas, tiene que hacerse y hay algo que te hará amarlo, incluso si solo puedes hacerlo cuando está completado.

Y, cuando se termine, podrás tacharlo de tu lista de tareas pendientes y moverte hacia algo que disfrutes más.

Además, cuando el proyecto está completo, eso es dinero en el banco.

Dinero que necesitas para pagar tus cuentas.

Si la idea de recibir el pago todavía no te motiva, piensa en cómo sería tu vida si estuvieras en la corporación y lo que diría tu jefe si fueras así en tu trabajo tradicional.

La mayor parte del tiempo, la motivación para trabajar vendrá, como mínimo, por el deseo de no volver al trabajo del reloj tradicional.

Ahora que sabes lo que dificulta tu productividad y lo que puedes hacer al respecto, avancemos hacia la construcción del entorno de trabajo ideal para mantenerte lo más productivo posible.


Cómo Configurar El Entorno De Trabajo Ideal Para Ser Productivo

No importa qué tan motivado y enfocado estés si no tienes las herramientas que necesitas y el entorno adecuado para hacer tu trabajo.

Por eso te mostraré cómo configurar el entorno de trabajo perfecto.

Aunque puedes encontrar tu entorno perfecto variando estas pautas ligeramente, realiza los ajustes que funcionan para tí hasta que sientas que tu entorno es perfecto.

Escritorio Ergonómico, Teclado Y Silla

Si tu trabajo es en casa significa que pasarás mucho tiempo en el ordenador, entonces definitivamente vas a necesitar un escritorio ergonómico, teclado y silla.

Si planeas pasar horas y horas en tu oficina, entonces también puedes hacerlo con comodidad.

Cuando estés cómodo, entonces serás más productivo.

Si no te sientes cómodo en tu silla, pasarás tiempo intentando encontrar la posición perfecta que no hace que te duela la espalda después de un tiempo.

Escribir, ya sea que la gente se dé cuenta o no, es difícil para las manos y las muñecas.

Cuando no usas la postura correcta, que es fácil de olvidar, corres el riesgo de crear lesiones por movimientos repetitivos, causando dolor en los dedos, manos y muñecas.

Deja que esto pase por mucho tiempo y podrías terminar con el síndrome del túnel carpiano, algo que en la mayoría de los casos requiere cirugía.

Si no te gusta el diseño de los teclados ergonómicos (puede tomar un tiempo para acostumbrarse a ellos) entonces al menos debes considerar usar una almohadilla en el teclado y en el ratón.

Muchas alfombrillas de ratón vienen con reposo de gel adjunto a ellos.

Tu escritorio debe permitir que tu silla esté a la altura adecuada y el monitor debe estar a la distancia adecuada de tu cara.

Si tu escritorio no tiene suficiente espacio para abordar esto adecuadamente, te encontrarás en una posición incómoda, que te llevará a tener dolor.

Diseñar tu oficina teniendo en cuenta la ergonomía no siempre es el costo más elevado, sino más bien la opción más efectiva, especialmente si apenas estás empezando.

Si tienes que ahorrar dinero, obtén lo mínimo para comenzar y actualiza de una pieza a la vez hasta que tu área de trabajo sea tan cómodo como puedas hacerlo.

Iluminación Adecuada

La iluminación adecuada es clave para tu productividad porque si trabajas en un área muy oscura, forzarás tus ojos.

Forzar los ojos lleva a dolores de cabeza y cansancio.

Si estás trabajando en un entorno que es demasiado oscuro, lo verás en tu estado de ánimo, porque te sentirás cansado.

La mejor situación es aquella que utiliza una combinación de luz natural y luz artificial.

La luz natural ayudará a mejorar tu estado de ánimo y también puede ayudarte a ahorrar en tus facturas de energía.

Si es posible, configura la oficina de tu hogar en una habitación o área en donde hay mucha luz natural en la mayoría del día y apóyate en la luz artificial como opción secundaria, para cuando debas trabajar de noche, o está nublado afuera.

Elige un brillo que mejore tu estado de ánimo.

Muy brillante y odiarás eso.

Si está tan oscuro que no puedes ver, entonces debes ir por algo un poco mas brillante.

Las bombillas led o de bajo consumo producen una luz blanca agradable con un fracción del consumo que las tradicionales.

Es una buena idea tener una luz en el techo, pero si esto no es posible, al menos ten una lámpara en tu escritorio para tareas dedicadas al trabajo, o una lámpara en la esquina cerca de tu escritorio.

No confíes únicamente en la luz de tu monitor para ayudarte a ver cuando trabajas de noche, ya que esto causará fatiga visual.

Habitación Tranquila

En el escenario ideal de la oficina en casa, tienes una habitación libre que puedes dedicar para hacer tu trabajo.

Sin embargo, la realidad de tu situación puede ser que solo tengas una pequeña cantidad de espacio en otra habitación de tu hogar para dedicarlo a las tareas.

Mientras que la esquina de una habitación quizás no refleje el perfil ejecutivo que muchos desean mostrar, sin duda es mejor eso que trabajar dentro de un cubículo en una oficina corporativa, ¿no es así?

Siempre que instales tu oficina, intenta hacerlo en la parte más silenciosa de tu casa.

Cuando el entorno que te rodea es tranquilo, podrás centrarte más en la tarea en cuestión.

Si tienes que trabajar mientras observas a los niños, la esquina puede tener que estar en tu sala de estar, para que puedas ver toda la actividad y por supuesto, no será tan tranquilo como quisieras, pero también hay una solución para eso.

Auriculares

Si necesitas bloquear el ruido de la habitación circundante, entonces un auricular es un salvavidas absoluto.

Puedes activar ruido blanco desde SimplyNoise.com, o la música de tu elección para bloquear las distracciones.

Si tienes niños pequeños alrededor, opta por usar los auriculares en un lado, por lo que aún puedes escuchar lo que necesitas.

Si tienes hijos mayores, diles que cuando tu auricular está encendido estás trabajando y no debes ser molestado a menos que sea una emergencia.

Esta es la señal que necesitan, similar a mantener la puerta de la oficina cerrada cuando estás ocupado, para que los que te rodean sepan que hablas en serio.

Además, si tienes llamadas regulares con clientes, puedes usar el auricular y un Servicio como Skype para hacer las llamadas que necesitas desde tu computadora.


Cómo Ser Más Productivo Organizándote Para Ello

Estar organizado también te ayudará a mantenerte productivo.

Cuando todo tiene un lugar y cada lugar tiene una cosa, serás mucho más productivo, porque sabes dónde está todo cuando lo necesitas y no tendrás que perder un tiempo valioso buscando algo.

Dicho esto, también es cierto que un sistema organizativo que funciona para una persona puede o no funcionar para otra.

Podría escribir otra guía solo para la organización de la oficina en la casa, así que aquí hay algunos consejos que te ayudarán a ir en la dirección correcta:

Utiliza Un Gabinete Como Archivo

Si la mayoría de tu negocio se lleva a cabo en línea, no necesariamente necesitas copias en papel de todo, por lo que no es necesario crear una carpeta para cada uno de tus clientes.

Siempre guarda tus facturas, recibos, tarjetas de negocios, de contactos, etc.

Archivando todo lo hará más fácil de encontrar cuando lo necesites.

Si no crees que lo necesitarás, guárdalo de todos modos en un archivo misceláneo.

Limpia ese archivo misceláneo una vez al mes y archiva todo lo que corresponda.

Amarás tu sistema de archivo cuando sea el momento de presentar los impuestos, por ejemplo.

Papel Y Lápiz Siempre A Mano

Tan digitales como todos estamos inclinados a ser, siempre es una buena idea tener un lápiz y papel cerca para anotar cosas según sea necesario.

Esto es especialmente útil si tienes una reunión con un cliente y necesitas tomar notas sobre lo que se discutió.

Puedes escribirlos y organizarlos más tarde si te ayuda.

Si es así, es una buena idea enviarlos por correo electrónico a tu cliente para asegurarse de que todo está claro y los dos están en la misma página.

Bandeja De Entrada

Es fácil inundarse con el correo electrónico.

Con cuantas más personas trabajes y a más boletines de noticias te registres, te ahogarás rápidamente.

Puedes configurar filtros para evitarlo.

Por ejemplo, si el nombre del cliente es Juan Pérez, puedes crear un filtro de correo electrónico para que todos los correos electrónicos de JuanPerez@email.com sean etiquetados con su nombre.

Entonces, puedes leer y archivar el mensaje, para que luego, si alguna vez necesitas encontrarlo, solo debas mirar la etiqueta de Juan.

Los correos electrónicos pueden tener varias etiquetas, si lo deseas.

Aunque puede llevarte una cantidad considerable de tiempo configurar la etiqueta inicial y sus filtros, te ahorrarás mucho más tiempo después porque podrás encontrar cosas más fácilmente.

Incluso puedes usar filtros como ´mover a la papelera´ automáticamente, para que no tengas que perder tiempo leyendo cosas no son valiosas para tí.

Utiliza Un Servicio De Respaldo En Línea

Los bloqueos informáticos ocurren todo el tiempo.

Incluso, si tu disco duro es recuperable, nunca se sabe cuando un virus puede hacer que tu computadora quede inútil por un tiempo.

Tener una copia de seguridad en línea significa que puedes acceder a tus archivos y demás información importante cada vez que la necesitas, desde cualquier computadora.

Algunas opciones para esto son:

• Amazon Cloud
• Dropbox
• Google Drive
• Box

Todas estas plataformas permiten el acceso a los datos desde tu computadora o teléfono inteligente, por lo que también es una excelente manera de hacer una copia de seguridad de tu teléfono.

Ahora que hemos cubierto los conceptos básicos de la configuración de la oficina de tu hogar para el éxito, compartiré algunos secretos de productividad contigo.


Secretos Para Ser Productivo

Implementar solo una de estas tácticas te ayudará a agregar más tiempo libre a tu día.

Implementar todos estos ejemplos maximizará la cantidad de tiempo que tienes para hacerlo.

O bien, conseguirás más logros cada día, o llegar al final de tu lista de tareas pendientes con tiempo de sobra, que a su vez, puedes usar para lo que quieras.

Te encontrarás mucho menos estresado y con ganas de trabajar.

Crea Una Lista A La Noche

Al final de tu día, haz una lista de tareas para el día siguiente.

Esto ayudará a enfocar tu atención en lo que necesitas hacer cuando lo mires mañana.

Además, ayuda a despejar tu mente para que puedas profundizar el sueño y hacerlo más reparador.

Con un sueño más profundo y más tranquilo, tendrás más energía para trabajar al día siguiente.

Prioriza

Trabaja en las tareas que más temes, primero.

Con ellas fuera del camino, te sentirás más logrado y te moverás por el resto del día.

Al priorizar las tareas temidas, trabaja en lo que se debe primero.

Poner fechas límite por delante del último plazo te ayudará a optimizar mejor tu horario.

Si el proyecto vence el viernes, fíjate para tí mismo como plazo el jueves.

Hacer las cosas temprano es mejor que tener algo que suceda el jueves que te impide obtener el proyecto realizado en la fecha real del viernes.

Cuando se trata de cosas que necesitas hacer para tu negocio que no son asignadas por los clientes, define tus propios plazos.

Por ejemplo, si quieres aumentar la cantidad de artículos que tienes publicado en tu blog, entonces establece una fecha límite para tener ´X´ número y trabaja por ello.

También serás más productivo cuando tengas una fecha límite. No te sobrecargues.

Es fácil sobrecargarse cuando eres tu propio jefe.

Ya sea porque necesitas el dinero, o subestimas la cantidad de tiempo que los proyectos llevan para ser completados, siempre hay una posibilidad de que te excedas.

Es importante recordar que eres solo una persona y como dueño de un pequeño negocio, ya estas jugando varios roles.

No debes hacer el trabajo de 20.

Claro que estás obligado a sobrecargarte de vez en cuando y no hay nada de malo trabajar todo lo posible para cumplir con los plazos y mantener contentos a los clientes, siempre y cuando no sea lo que haces todo el tiempo.

Si estás sobrecargado constantemente, te vas a quemar.

Y cuando te quemas, no serás tan productivo.

Temerás al trabajo y porque le temes, es probable que no puedas hacer tanto como lo harías si no estuvieras estresado.

Si te encuentras sobrecargado, recorta lentamente tu trabajo.

Programa más tiempo para menos proyectos.

Si el dinero se convierte en un problema, puede ser el momento de incrementar tus tarifas.

Límites Claros

Uno de los obstáculos más difíciles para trabajar desde casa es aprender a configurar límites claros entre el trabajo y el hogar, o el tiempo de trabajo y el tiempo de juego.

Las personas que trabajan fuera del hogar pueden fácilmente dejar su trabajo en el trabajo, porque se dan la vuelta y se van todos los días.

Pero cuando trabajas en casa, eso no es tan fácil de hacer. Para tener éxito, necesitas límites claros y reglas a seguir.

Lo que funciona para tí puede no funcionar para otros, pero independientemente de cuáles sean tus límites, debes seguirlos de cerca.

Sin estos límites, tu vida personal y profesional podrían sufrir.

Y mucho.

Es fácil querer trabajar durante el fin de semana o bien en las vacaciones.

En ciertas circunstancias, esto puede ser necesario, pero que nunca sea un hábito regular.

Los fines de semana y días festivos deben reservarse para pasar el tiempo con la familia y si tienes que trabajar, aumenta tus tarifas.

¿Acaso si llamas al técnico durante el fin de semana para que arregle el aire acondicionado, el no cobra más?

¡Claro que sí! y tú también deberías hacerlo.

No trabajes donde juegas y no juegues donde trabajas.

Mientras que el hecho de poder trabajar donde sea y cuando sea resulte muy atractivo, también difumina las líneas que nunca debieran cruzarse ni ser olvidadas.

No trabajes desde tu laptop en la cama. Tu cama es para dormir y relajarse y debe seguir siendo así.

Serás menos productivo porque estás tentado a tomar una siesta, o mirar tu programa favorito en la televisión.

Configura Horarios De Trabajo

Mientras que tienes la completa libertad de definir tu propio horario y cambiar ese horario según sea necesario basado en tu trabajo actual y según exija tu familia, intenta establecer horas de trabajo.

Para alguien que tiene un hijo en la escuela, estas horas pueden ser de 8 am a 12 pm. o de 12 pm a 17 pm (varía mucho).

Esto te dará un tiempo ininterrumpido para trabajar.

Para alguien que tiene niños pequeños en el hogar y un día lleno de interrupciones, puede ser que tenga sentido trabajar desde las 8 pm hasta las 2 am, dejando un poco de tiempo para dormir antes.

Los niños se despiertan, generalmente, durante el día.

Cualquiera que sea tu horario de trabajo, no te sientas tentado a limpiar la casa o hacer mandados durante tus horas de labor.

Si tuvieras un trabajo tradicional, no estarías en casa para lavar los platos, lavar la ropa o barrer los pisos.

Las cosas pueden esperar hasta después del trabajo, ya sea que trabajes en el hogar o afuera.

Correo Electrónico Y Redes Sociales

Para la mayoría de las personas que trabajan por cuenta propia desde su casa, el correo electrónico y las redes sociales suelen ser partes críticas del negocio.

Sin embargo, también pueden ser grandes ladrones de tiempo.

Debes programar tiempo para revisar y responder a tu correo electrónico y abordar tu presencia en las redes sociales.

Cierra el correo electrónico y las pestañas de los medios sociales cuando estés trabajando en un proyecto.

Si debes tener los medios sociales abiertos durante una actividad porque está relacionada, desactiva el chat.

Al menos así pareces estar fuera de línea.

Comprométete a revisar tu correo electrónico y redes sociales solo en los horarios predeterminados en tu agenda.

Guarda todas las actividades personales en los medios sociales para cuando estás ´fuera del reloj´.

Delega

Si tienes una tarea que necesitas hacer, pero no eres exactamente un profesional para llevarla a cabo, no tengas miedo de externalizar ese trabajo.

Por ejemplo, un diseñador web que no es experto programando, puede pedir la ayuda de un programador externo para que configure ciertas líneas de código en un sitio web.

Contenidos

En lugar de pasar horas agonizando sobre la investigación de palabras clave y la mejor manera de presentar el contenido, puede ser una mejor idea subcontratar a un freelancer experimentado.

Sí, requiere gastar dinero.

Pero el tiempo que habrías pasado trabajando en el contenido, podrías fácilmente moverte a otro proyecto para ganar más dinero del que le pagas a la persona que contrataste y ahorrarte así horas de frustración en el proceso.

Hay muchos mercados diferentes en línea para ayudarte a encontrar personal calificado, todo depende de lo que busques y qué tan grande sea el proyecto que manejes.

Por ejemplo, en Fiverr encuentras casi de todo, solo debes buscar, hablar y evaluar cada opción.

CONCLUSIÓN

¿Estás listo para implementar estas tácticas y volverte más productivo?

Al hacer solo unos pocos cambios en la configuración de tu oficina y de la forma en que manejas tu negocio, puedes ahorrar preciosas horas asegurándote de que estás aprovechando al máximo el tiempo que tienes.

Antes de dejar que comiences a ser más productivo, he aquí un consejo importante: la multitarea, aunque suena genial y puede hacerte sentir que estás haciendo más cosas, en realidad es contraproducente.

¿Alguna vez intentaste hablar por teléfono y escribir un correo electrónico al mismo tiempo?

O terminas ignorando casi por completo la conversación, o escribiendo palabras que hablas por teléfono, en lugar de lo que quieres decir en el correo electrónico.

Tu cerebro no puede hacer ambas cosas y debes elegir en cuál enfocar tu atención.

Mientras crees que puedes estar haciendo dos cosas a la vez, estás solo rápidamente cambiando tu atención de un lado a otro entre ellas y en el proceso, estamos sacrificando velocidad y precisión.

La investigación muestra que cuando el cerebro realiza múltiples tareas, se presta menos atención a través de más tareas, lo que hace que sea más fácil distraerse y desordenarte en lo que estas haciendo.

Entonces, en lugar de tratar de hacer cinco cosas a la vez, haz una hasta que hayas terminado con tu lista.


Test Drive

• ¿Qué tan productivo eres actualmente?

• ¿Puedes mantenerte competitivo sin optimizar mejor tu tiempo?

• ¿Qué más podrías hacer para mejorar tu productividad y aumentar tus resultados?

 

¿Te resultó útil esta guía?

Entonces te invito a que te unas gratis a mi ´Boletín Confidencial´ en donde comparto contenidos exclusivos sobre este y otros temas: Click aquí para saber más →
Adrian Marquisio

Sinceramente,

Adrian Marquisio 

50% Completado

Escribe Tu Email Principal Aquí Debajo:

    * Sí acepto recibir emails acorde los Términos y Privacidad de AdrianMarquisio.com

    * Puedes darte de baja en cualquier momento.