AdrianMarquisio.com

Pequeños Negocios – Guía Definitiva

En esta Guía Para Pequeños Negocios repaso varios elementos claves a la hora de iniciar con éxito o también, para hacer que crezca una empresa aplicando ideas prácticas junto con experiencia real detrás del telón.

Aquí los temas:

Introducción
¿Cómo Ejecutar Y Administrar Un Pequeño Negocio?
La Importancia De Una Red Para Los Pequeños Negocios
Cómo Iniciar Un Pequeño Negocio – La Regla 90/10
Email Marketing Para Pequeños Negocios
Errores Comúnes De Los Pequeños Negocios
Cómo Hacer Publicidad Para Un Pequeño Negocio
Deja De Hacer Cosas Estúpidas En Tu Negocio Y Comienza A Ganar En Grande!
Test Drive


Introducción

Dirigir una pequeña empresa es mucho más difícil que conducir una corporación.

¿Sorprendente?

No si eres un pequeño empresario.

Como propietario de un pequeño negocio con un presupuesto restringido, tienes que realizar múltiples tareas, malabares, priorizar y equilibrar todo el tiempo.

A diferencia de las corporaciones, no tienes un equipo profesional especializado para ayudarte a administrar, permitiéndote así enfocarte en estrategias empresariales más críticas.

Tampoco tienes el capital para pagar tales lujos.

En el mejor de los casos, tienes un grupo de empleados que necesitas capacitar, supervisar, motivar y darles su pago.

Eres el único gerente que dirige tu negocio con un presupuesto ajustado.

Con solo 24 horas al día.

Dadas estas restricciones financieras y de tiempo tan estresantes, ¿cómo puedes mantener un equilibrio entre excelencia, eficiencia, mejora y productividad por tu cuenta?

¿La respuesta?

Piensa en Grande.

Gestiona tu negocio como lo hacen las grandes corporaciones.

Las corporaciones confían en una organización eficiente y rentable.

Sí, incluso las grandes empresas tienen restricciones presupuestarias (son grandes sumas, pero no ilimitadas) que justifican la inventiva.

Las grandes empresas recurren a sistemas y procesos probados en todas sus líneas, ya sea a la hora de atraer clientes, hacer publicidad, optimizar recursos (tanto humanos como materiales), productividad, ventas, seguimiento, contabilidad, etc.


¿Cómo Ejecutar Y Administrar Un Pequeño Negocio?

¿Te gustaría dirigir tu propia pequeña empresa?

¿Tienes una idea para una pequeña empresa y crees que puedes hacerla funcionar?

¿Estás aburrido de ser un empleado y anhelas convertirte en tu propio jefe?

¿Tienes las habilidades necesarias para dirigir una empresa?

En este segmento me sumerjo en el tipo de habilidades que las personas necesitan poseer para poder ejecutar con éxito un pequeño negocio.

La primera y más importante es la confianza.

Sin ella puedes tener las mejores ideas del mundo pero luego, si no te animas llevarlas a cabo, serán solo eso: ideas.

La confianza en sí misma es una habilidad importante que se requiere para ser tu propio jefe.

Si tienes una creencia interna y confianza en tí mismo de que harás que el negocio tenga éxito, entonces tendrás una oportunidad de hacerlo funcionar.

Habrá momentos en donde solo ganas una pequeña cantidad de dinero, pero en otros meses puedes ganar bastante.

Algunas personas prefieren saber exactamente cuál será su ingreso cada mes y estas personas pueden luchar para ser su propio jefe.

La disciplina es otro requisito para tener éxito en la ejecución de tu pequeña empresa.

Es muy fácil volverse perezoso y mirar demasiada televisión o tener un par de horas extra en la cama por la mañana.

Incluso aunque no tengas a quién responder, tienes que ser ´el personaje´ para asegurarte de que pones el número requerido de horas y trabajo.

También creo que es importante tener una actitud positiva.

Habrá periodos cuando el negocio es lento, aquí es donde puedes comenzar a pensar de manera negativa.

Esto puede llevar a las personas a sentirse muy estresadas e incluso deprimidas.

Pensando de manera positiva y enfocarte aún más para atraer más trabajo es la única forma de reaccionar ante esta situación.

Esto por supuesto, no es tan fácil de hacer, pero en mi opinión, no hay suficiente tiempo en el día para estar deprimido.

Por último, la capacidad de tratar siempre de mejorar tu propio ser y aprender de cualquier error que cometas.

Todos cometemos errores que están bien y son naturales.

Nuevamente, no hay tiempo suficiente para vencernos por estos errores, todo lo que tenemos que hacer es aprender de ellos y luego seguir adelante.

Siempre deberíamos buscar formas de mejorar nuestro negocio, así como nuestro conocimiento.

Quedarse quieto y pisar el agua no es una manera de continuar.

En este sentido, hay ciertas cosas que te permiten lograr avances exponenciales, sin importar a qué te dediques, cuánta experiencia tengas o el capital que poseas.

Una de ellas es el uso de sistemas.

Un sistema, en esencia, se trata de ciertas acciones preestablecidas de forma lógica que trabajan dentro de un marco y que permiten lograr un determinado resultado en el tiempo.

Así pues es posible usar sistemas tanto para mejorar tu productividad, atraer más y mejores clientes, realizar seguimiento a compradores pasados y actuales, optimizar los ciclos de venta, generar tráfico, automatizar tu negocio de muchas formas, etc.


La Importancia De Una Red Para Los Pequeños Negocios

La red de pequeños negocios es algo absolutamente crítico para que tu proyecto tenga éxito.

Sin importar cuál sea tu negocio o al mercado que apuntes, lo más probable es que necesites unirte o también crear (aunque esto puede llevar más tiempo) redes para tu empresa, más si recién comienzas.

Este es un proceso que no puede ser apresurado.

No irás a tu primer evento o reunión virtual y obtendrás un tsunami de clientes desesperados para hacer negocios contigo.

Pero si participas activamente construyendo relaciones, hay una buena posibilidad de que con el tiempo, consigas cada vez más y mejores negocios.

Redes De Contactos

Aparte del contacto con potenciales clientes, la belleza de las pequeñas redes de negocios permite que el contable que inició una conversación con un vecino cuyo hermano está buscando una oficina regional para su compañía, recuerde que tu puedes ayudarle.

O el dentista con el que estabas hablando tiene una filosofía empresarial similar y probablemente sería un gran cliente para hacer negocios con él.

Estos contactos no tienen precio.

Una vez que construyes ese puente, tendrás que dedicarle tiempo para seguir con reuniones, propuestas y convocatorias de ventas.

Pero esta vez es un tiempo mucho mejor gastado que andar persiguiendo para que compren.

A pesar de que las redes de pequeñas empresas facilitan el camino para que otras personas entren en contacto contigo, la relación constante con nuevos clientes que apoyarán a tu negocio será solo cuestión de tiempo.

Eso sí, no esperes salir de cada evento con un puñado de clientes que pagan, pero sin embargo generarás un montón de clientes potenciales de calidad y fuentes de referencia.

Estas referencias más los clientes potenciales son el quid de las redes de pequeñas empresas.

Necesitas tener un montón de clientes potenciales diferentes en tu embudo y muchos contactos en un momento dado.

Algunos de estos serán más calientes en diferentes etapas y estarán listos para gastar su dinero contigo.

La red de pequeñas empresas te mantienen en contacto con diversas personas a lo largo de sus fases de compra.

La línea de base en las redes es el contacto con el cliente y las referencias de estos son quienes te llevarán a un proceso constante y de largo plazo.

Clientes: el tipo de clientes que harán que tu negocio sea un éxito.

Asistir a eventos de redes de pequeñas empresas puede parecer una socialización improductiva, pero los contactos que realices generarán una enorme retorno de tu tiempo invertido.

Comienza tu red hoy – nunca sabes a dónde te llevará.


Cómo Iniciar Un Pequeño Negocio – La Regla 90/10

Los nuevos pequeños negocios requieren de mucho trabajo.

Sin embargo, podrías sorprenderte más bien por el tipo de trabajo que debes dedicar la mayor parte de tu tiempo.

Para esto, la regla 90/10 nos dice que durante el inicio de un pequeño negocio, el 90% del tiempo las empresas deben gastarlo en actividades de marketing directo y solo un 10% en desarrollar habilidades técnicas.

El tipo de actividades iniciales que una pequeña empresa debe hacer el 90% de su tiempo consisten en:

• Prospectar
• Obtener clientes calificados
• Realizar cierres de ventas (email, teléfono, personal, etc.)
• Preparar propuestas (nuevos productos, lanzamientos, etc.)

Durante la fase inicial de tu pequeña empresa, debes estar muy en sintonía con la necesidad de adquirir clientes de alta calidad.

Cada hora que pasas sin obtener un nuevo cliente potencial es tiempo en contra que, de persistir demasiado, puede frenar y hasta hacer que caiga ese proyecto.

Esto puede volverse un poco más fácil una vez que empiezas a superar la fase de inicio de tu pequeña empresa.

Por ahora, sin embargo, la generación de clientes es tu prioridad #1 y en ese sentido, seguir la Regla 90/10 es fundamental.

Gasta el 90% de tu tiempo haciendo marketing directo y en actividades que permitan desarrollar a tu negocio, en comparación con el 10% en habilidades técnicas.

No tiene sentido adquirir habilidades técnicas si no tienes clientes para aplicarlas con ellos.

El inicio de una pequeña empresa es un momento que hará o deshará a tu negocio.

Pon tu entrenamiento y certificaciones en espera por un tiempo y sal a conocer gente y hacer tantos contactos como sea posible.


Email Marketing Para Pequeños Negocios

El email marketing o correo electrónico es la forma de comunicación directa más efectiva en términos de retorno de la inversión que la convierte en una opción ideal y rentable para el propietario de cualquier pequeño negocio.

Y lo que es más, creo que como propietario de una pequeña empresa las probabilidades son abrumadoras a tu favor si decides hacer uso de esta herramienta de marketing directo.

Déjame explicarte por qué…

En primer lugar, se trata de la personalidad.

Mensajes de correo electrónico escritos con un estilo personal funcionan mejor.

Escribir de esta manera no parece complicar demasiado a los dueños de negocios.

Por lo general, tu negocio muestra más de tu personalidad.

Al tratar con clientes que también están al alcance de otros competidores más grandes, escribir de esta manera parece ser la mejor opción.

En segundo lugar, el propietario de una pequeña empresa puede entender cuál contenido tiene una buena posibilidad de ser leído.

Trabajando estrechamente con los clientes, se tiende más fácilmente a entender lo que esas personas quieren saber, sus miedos, frustraciones y por supuesto también necesidades insatisfechas.

En tercer lugar, el tiempo y la naturaleza rentable del marketing por correo electrónico se adaptan idealmente al dedicado por el propietario de cada pequeña empresa.

Esto es, puede tomar la misma cantidad de esfuerzo crear un boletín de correo electrónico para 500 suscriptores o hacerlo para 50.000.

Además, los costos de producción del correo electrónico son una fracción frente a la opción de papel.

Para el propietario de una pequeña empresa, un mensaje de correo electrónico regular puede tener tanta personalidad y contenido como para terminar siendo la mejor puerta de entrada que facilite programar una llamada telefónica.

Entonces, ahí tienes tres razones por las cuales los dueños de pequeñas empresas pueden hacerlo en grande si deciden usar de forma correcta y estratégica todo el poder que tiene el email marketing a la hora de iniciar y hacer crecer un negocio.


Errores Comúnes De Los Pequeños Negocios

Aquí hay una idea interesante:

¿Te das cuenta cuándo hay errores?

Quizás los mismos se están produciendo en varias etapas del crecimiento de tu negocio que puede estar matándolo lentamente durante meses o incluso años si no estás atento a ellos.

Bueno, estos errores existen y no solo están reservados para el novato o las compañías.

Muchas empresas que trabajan, incluyendo aquellas que podrías pensar que son ´exitosas´ porque han existido por más de 10 años, a menudo están todavía cometiéndolos… y posiblemente están perdiendo mucho dinero y/o desperdiciando tiempo en el proceso.

Aunque algunos de estos errores grandes y furtivos parecen apuntar más a empresas del tipo que brindan servicios, realmente se ajustan casi a cualquier tipo de industria.

He aquí algunos ejemplos:

Subestimar El Tiempo De Proyecto/Servicio

Si no estimas correctamente tu tiempo para realizar todas y cada una de las actividades a las cuales te has comprometido, te quemarás y poco se puede hacer al respecto, salvo morder la bala y aprender de ella.

La mejor manera de estimar el tiempo es hacerlo por primera vez de la forma más productiva posible.

No saber los números de tu compañía o establecer precios incorrectos, puede terminar en grandes pérdidas, e incluso, en una quiebra.

Tener referencia de lo que cobra el mercado puede ser bueno, aunque a veces también puede llevarte a cometer errores si tomas a un competidor como tu indicador de precios sin saber realmente por qué usa esos números.

Piensa en la pesadilla en la que te meterás si copias un precio de la competencia, lo bajas un 10% y luego comienzas a vender.

¿Qué pasa si tu competencia tiene una mala estructura de precios y apenas está haciendo dinero o incluso, perdiendo?

¿Y si tus costos son más altos que los suyos?

Puedes usar a tu competidor como punto de partida, pero no debes basar la totalidad de tu estrategia en ello.

Diferentes industrias tienen sus propias variables en cuanto a costos y necesidades, estar al tanto de ellas para tu proyecto o producto es una muy buena idea.

Lo que pagas por un producto que vas a vender no es el único costo que tienes en mente cuando los estás tasando.

La diferenciación es el gran factor que muchas personas olvidan a la hora de fijar sus precios.

Lo que incluye como ´servicios estándar´ o ´características estándar del producto´ así como las garantías, entre otras, tienen que entrar en tu precio.

No cobrar por todo tu tiempo y costos

Esto puede parecer una estupidez para algunos, pero apuesto a que la mayoría de los dueños de negocios admitirán que están regalado un poco, quizás demasiado, a veces.

Claro, no hay nada de malo en dar un poco más aquí y allá para demostrar que tu cliente te importa, eso no es de lo que estoy hablando aquí.

Lo que me preocupa son aquellos que ponen mucha calidad en su trabajo, productos o tiendas y no cubren el costo por ello.

Como ejemplo, si tus competidores no cumplen un cierto estándar, entonces por tus servicios no puedes simplemente rebajar su precio para vender al mismo precio que ellos.

Necesitas tener ese costo cubierto en tu tarifa por adelantado.

Las tiendas se socavan, por ejemplo, cuando ponen a más personas en el servicio al cliente, pero no cobran por ello.

Estas cosas te cuestan dinero y cuando tus competidores no lo hacen les cuesta menos dinero.

Pon un mejor servicio y luego subestima a ellos y tu competencia simplemente tiene que esperar un poco a que te caigas de cara para que puedan volver a entrar.

Como propietario de un negocio, debes creer que estás proporcionando a tus clientes mercancías valiosas que merecen ser pagadas.

Si tienes la oportunidad de explicar por qué tus precios son más altos, aprovecha esa oportunidad y hazlo.

Si no les gusta el hecho de que incluyas cosas que otros cobran extra por más tarde o para tratarlos mejor, entonces es muy probable que te estén eligiendo solo por tus precios.

No los quieres como clientes regulares de todos modos. Confía en mí.

Demora En El Pago A Los Pequeños Negocios

Así es, el problema del flujo de efectivo es un tema de gran importancia y preocupación para la mayoría de los dueños de negocios.

Tanto como el dinero que estés haciendo para pagar las facturas, este problema puede ser resuelto, prevenido o al menos hecho para que no sea tan malo como podría ser.

Aquí está la clave: en primer lugar, factura a los clientes con prontitud.

Es muy común para un pequeño negocio que no tiene procedimientos o los sistemas en su lugar que opte por hacer esto en una segunda instancia.

La segunda parte para reducir la velocidad o detener una crisis de flujo de efectivo regular es: realiza las transacciones de pago lo más rápido posible con los clientes y la más lenta posible con los proveedores y empleados.

Si hay alguna forma de no pagar a los empleados más de dos veces al mes, es mejor que lo hagas.

Los contratistas siempre tienen un problema con esto.

Si tienes que pagar semanalmente, entonces diles antes de que sean contratados: la primera semana será retenida.

Básicamente, estás comprando una semana.

Te ayudará, lo prometo.

La tercera parte implica el crédito: si tu compañía puede obtener una tarjeta de crédito, entonces consíguela.

Esto permite comprar ciertas cosas importantes (siempre que puedas pagarlas, obvio).

Algo así podría surgir durante una crisis de flujo de efectivo y siempre es bueno tener un respaldo extra en esas situaciones.

Mejor aún, especialmente si no tienes más remedio que lidiar con pagos de clientes superiores a los 45 días, haz tu mayor esfuerzo para obtener una línea de crédito para la empresa.

Esta es una necesidad, por ejemplo, si planeas vender al gobierno dado que estos clientes suelen tener períodos de espera de 60 a 90 días.

Algunos ejemplos básicos en donde los procedimientos o sistemas se necesitan incluyen:

Facturación, cobros, nómina, entrevistas, contratación, vacaciones, beneficios, responsabilidades laborales, fabricación, operación de equipos, mantenimiento de equipos, inventario, llamadas de ventas / logística, por nombrar solo unos pocos.

Incluso, el negocio de una sola persona necesita tener algunos procedimientos establecidos.

Esto hará que sea más fácil contratar empleados temporales y subcontratistas y controlar qué están haciendo por tí sin una versión diluida.

De lo contrario, serás el culpable de causar muchos dolores de cabeza a medida que tu empresa crece.

No puedo enfatizar cuán importante es esto para cuando traigas nuevos empleados.

Estoy seguro de que escuchaste esto antes, pero también soy un gran defensor de tener un manual del empleado, incluso para un empleado.

Es asombroso lo que la gente problemática puede causar a los dueños de negocios solo porque van a pagarle.


Cómo Hacer Publicidad Para Un Pequeño Negocio

Necesitas hacer publicidad.

Esto que parece algo obvio, créeme que no todos los dueños de negocios o profesionales lo tienen en cuenta.

Algunos simplemente ´esperan´ a que sus clientes lleguen hacia ellos, lo cual, salvo excepciones, suele ser una pésima idea.

Personalmente – y más si se trata de un negocio que recién comienza y/o posee un presupuesto ajustado – recomiendo y enseño enfocarse solo en la obtención de clientes predispuestos o ´listos´ para comprar.

Esto puede hacerse de muchas formas.

Una de ellas es mediante campañas geo-localizadas enfocadas a grupos específicos de clientes que ya están gastando dinero.

Si bien esto puede aplicarse mediante anuncios pagos, prefiero usar otras vías, al menos al inicio.

Ahora bien, si piensas invertir en publicidad asegúrate de hacerlo solo cuando tengas las ofertas probadas y los sistemas en su lugar.

Caso contrario, puedes perder mucho dinero por no saber hasta cuánto gastar en tus anuncios.

No tiene sentido invertir en una campaña de marketing si antes no pones las cosas en su lugar que te permitan medir qué tan bien está funcionando el plan y qué cosas puedes hacer, cambiar o quitar en el medio.

La otra cosa inútil de la comercialización que muchas personas cometen es: no dar seguimiento a sus campañas previamente exitosas.

Alguna gente piensa que solo porque un anuncio de $ 400 dólares al mes funcionó muy bien para una temporada, ya no funcionará tan bien para el siguiente año y comienzan a hacerle toda clase de cambios.

Y eso es un error.

Claro que puede ser necesario cambiar ciertos parámetros, no siempre un anuncio debe decir exactamente lo mismo o mostrarse igual en todo momento, pero una cosa es modificar paso a paso e ir midiendo el impacto de cada cambio y otra muy distinta es entrar y romper todo para comenzar de cero.

Una cosa que te ayudará sin dudas a obtener resultados en menor tiempo, vivir más tranquilo y quitarte un gran peso de encima, en lo que a la publicidad y gestión de todo tu marketing refiere, es obtener ayuda lo antes posible.

Establece objetivos para saber cuándo contratar personas para tomar el control de aquellas áreas o actividades en donde no posees todo el conocimiento o bien, no generas tus mayores beneficios.

No obtener ayuda o esperar demasiado durante mucho tiempo puede matar a una empresa.

La mayoría de las personas que inician un negocio lo hacen porque son buenos en el aspecto técnico o en el cierre de ventas.

Si conoces en dónde está tu mayor poder de producción, entonces enfócate solo en eso y delega el resto de trabajo en otras áreas.

Por ejemplo, puedes contratar a una empresa o consultor externo para que se encargue de las ventas y comercialización acorde tus posibilidades en vez de hacerlo tú y mal.

Ocuparte de una actividad en la cual no tienes todos los conocimientos necesarios o no te sientes cómodo haciéndola, solo hará que detenga tu progreso.

Otros problemas que a las personas no les gusta abordar y por lo general no están tan bien informadas es acerca de los temas legales, contabilidad y cuestiones de operación diaria.

Lo más probable es que estas tres cosas sean puntos flojos para tí, por lo que aquí tampoco dudes en pedir ayuda.

Es preferible que hagas esto antes de iniciar un negocio.

Aunque buscar una solución para estos problemas u otros en cualquier momento es una buena idea.

El fin de año o de temporada es un excelente intervalo comercial para asegurarte de que no estás cometiendo estos errores.

Tómate el tiempo necesario para solucionar estos temas.

Si no sabes cómo revertir los problemas, busca ayuda.

Si realmente no tienes suficiente tiempo para averiguar si tienes estos problemas o saber que están allí, entonces también busca ayuda.

Quizás parezca un tanto obsesivo con esto de ´pedir ayuda´ pero ocurre que cuando uno está metido dentro de una situación problemática, habitualmente los caminos de salida que ve son solo aquellos que conocemos, cuando en verdad y casi siempre, pueden haber muchos más.

Y a menudo, resultan ser mejores.


Deja De Hacer Cosas Estúpidas En Tu Negocio Y Comienza A Ganar En Grande!

Vivimos en un mundo que está en constante cambio.

La competencia viene de todas partes, lo que significa que muchas empresas están en problemas.

Sentir y fidelizar al cliente es la clave de todo esto, aunque para la mayoría de las organizaciones, el marketing suele reducirse a un ejercicio para determinar qué hacer para obtener nuevos clientes o potenciales compradores que gasten más dinero con ellos.

Desde luego, estas son cosas sumamente importantes que se deben hacer.

De hecho, algunas de ellas las describo más arriba como claves para todo negocio (más si recién estás comenzando).

Ahora bien, cuando digo que hay que dejar de hacer ´cosas estúpidas´ me refiero principalmente a aquellas que, por acción u omisión, impiden a los clientes gastar su dinero contigo y asegurarte de que esa acción se vuelva repetible a lo largo del tiempo.

Las oportunidades para iniciar un negocio y ganar dinero desde casa son tan grandes como tu imaginación.

Puedes iniciar tu propio negocio o comprar uno ya existente.

Podrías tener un negocio en línea, o una tienda u oficina más convencional.

Si seleccionas una oportunidad de negocio que te hará hacer algo que amas el dinero probablemente te seguirá, siempre y cuándo se trate de algo rentable claro.

No es difícil encontrar un negocio en venta.

Hay listados en todo internet, así como en casi todos los periódicos.

Lo que importa, obviamente, es encontrar el negocio adecuado, uno que satisfaga todas tus necesidades, no solo las financieras.

Ejemplos:

¿Cuánto tiempo tienes para dedicarte a esto?

¿Será este tu único negocio o uno de muchos?

¿Lo vas a ejecutar tú mismo o vas a contratar a otra gente para hacerlo en tu lugar?

Etc.

NOTA: Antes de invertir tiempo y dinero en un nuevo proyecto, asegúrate de que tu producto o servicio se venderá.

Si se trata de un negocio 100% en internet puedes hacer un montón de pruebas en simultáneo muy fácilmente, casi sin costo y así ver cuál de todas ellas son las que te producen los mejores resultados.

Tú o cualquiera que desee comenzar un negocio en internet primero debe validar su idea.

Esto te permite que puedas rápidamente desechar o bien abrazar un proyecto con un mínimo costo y casi sin pasar trabajo.

En mi caso, uso y enseño más de 80 formas de hacerlo y te aseguro, NO se me ocurriría por ningún motivo o razón comenzar algo sin antes hacer esto.

Esta simple acción puede evitarte grandes dolores de cabeza, pérdida de tiempo, de dinero y la frustración innecesaria de averiguar a un gran costo cuál idea puede ser la ganadora a la hora de comenzar un negocio.

¿Cuánta gente podría haber evitado todo lo anterior simplemente probando antes su mercado?

No lo sabemos.

Pero lo que sí es cierto es que tú ahora ya tienes esta información y puedes hacerla jugar a tu favor.

Puedes ver lo que otros sitios web están vendiendo, ya sea un producto o un servicio.

Pero recuerda siempre investigar antes en varios lados e incluso solicitar la ayuda de alguien con mayor experiencia y sobre todo, asegúrate de que eso que piensas comenzar lo entiendes y te gusta.


Test Drive

• ¿Cuál es tu estrategia para hacer crecer tu negocio?

• ¿Cómo piensas aumentar tu red de contactos y atraer a más clientes?

• ¿Qué pasaría si pudieras lanzar tu próxima oferta sin correr riesgos?

 

¿Te resultó útil esta guía?

Entonces te invito a que te unas gratis a mi ´Boletín Confidencial´ en donde comparto contenidos exclusivos sobre este y otros temas: Click aquí para saber más →
Adrian Marquisio

Sinceramente,

Adrian Marquisio 

50% Completado

Escribe Tu Email Principal Aquí Debajo:

    * Sí acepto recibir emails acorde los Términos y Privacidad de AdrianMarquisio.com

    * Puedes darte de baja en cualquier momento.