Cómo Hacer Que La Gente Quiera Saber Más De Tí

Existen tantas formas, tácticas, procesos – y cuando no – también atajos para hacer que la gente quiera saber más acerca de tí, lo que haces, dices o tu oferta que literalmente podría escribir un libro con cientos de páginas y ejemplos al respecto (¿no es mala idea, verdad? Ya veremos…)

Lo cierto es que de todas ellas, existe una que más allá del tiempo sigue funcionando tan bien que incluso hoy mismo la ves y escuchas por todas partes (tanto dentro como fuera de internet) la misma no es otra que:

Contar Historias

En efecto, el poder que tiene una historia en la mente de tu prospecto o cliente puede llegar a ser tan importante que incluso, no te haga falta utilizar otro recurso para cerrar una venta (en el caso que trates de vender algo, funciona igual si tu interés es obtener una dirección de email, solicitar que te llamen, que sigan leyendo, etc.)

Ya sea que busques escribir un artículo, grabar un podcast, video, crear una presentación, hacer un webinar o también desde luego en el caso que necesites hablar en público, el poder que ofrece contar una historia es comparable a la hipnosis.

De hecho, tu público de alguna manera está “hipnotizado” leyendo o escuchando lo que dices por un cierto período de tiempo acorde el interés que hayas despertado en sus mentes.

Claro está, algunos dirán:

“Pero yo no sé contar historias Adrian, ¿existe alguna fórmula para eso?”

La realidad es que el cerebro de cada persona tiene una habilidad diferente para narrar historias.

Depende también cuánto hayas leído en el pasado o leas en la actualidad, experiencia, práctica (la redacción es un músculo que debes ejercitar al igual que trabajas en el gimnasio tus bíceps, abdomen, etc. si es que lo haces, obvio)

Por lo tanto, para algunos podrá resultarle más o menos fácil conseguirlo, mientras que otros quizás no logren escribir ni una sola palabra la primera vez que lo intenten.

En cualquier caso, la regla 1 a seguir es: No te compliques en vano.

¿Acaso cuando ibas a la escuela y tu maestra te pedía que escribieras un cuento, necesitabas una lista de chequeo con 40 pasos para hacerlo?

O bien, ¿tenías que adquirir un entrenamiento costoso en donde básicamente te dijeran: “Elige un tema que te guste y comienza a escribir lo primero que te venga a la mente”?

Pues bien, esa es – desde mi experiencia – la mejor forma de iniciar mi estimado amigo.

Simplifica al máximo el proceso, no te compliques con palabras raras o poco claras y comienza a escribir rápido, de preferencia temas o cuestiones que te gusten hablar a diario con tu familia o amigos (lo que sea, el secreto es como dije que comiences a ejercitar tu músculo de escritor sin pretender parecerte a Borges la primera vez)

Luego, ya tendrás tiempo para corregir y editar.

About The Author

Adrian Marquisio

Adrian Marquisio es un emprendedor serial, fundador de múltiples negocios y mentor. Actualmente ayuda a emprendedores y consultores que buscan una forma simple y rentable de hacer crecer sus negocios.