El Inevitable Efecto Darwin En Tu Negocio

Hace muchas, muchas lunas (en 1859) un científico llamado Charles Darwin escribió una de las obras que cambiarían la historia: “El Origen de las Especies”.

Básicamente en la misma explica cómo todas las especies de seres vivos han evolucionado con el tiempo a partir de un antepasado común mediante un proceso denominado “selección natural”.

Dicho de forma simple: Solo los más fuertes o con mayor capacidad de adaptación sobreviven.

El resto… bueno, digamos que pasan a mejor vida.

Algo parecido también le ocurre a cualquier negocio.

Quienes son más fuertes o con mayor presencia en el mercado (y disponibilidad económica para gastar fortunas en publicidad) a menudo tienen mayores chances de continuar. Aunque no siempre lo anterior es garantía de que suceda.

De hecho, he conocido e incluso visto cómo se han fundido empresas prósperas que eran rentables a causa de problemas absolutamente menores y en todo caso, solucionables (como rencillas familiares) por lo que nadie tiene la vaca atada.

Ahora bien, te guste o no el efecto Darwin de selección también aplica para tu negocio.

Incluso, hasta podría afirmar que salvo te encuentres al frente de una gran compañía con todos los números en verde (algo poco probable que ocurra, no por tí sino por los números en verde) seguramente necesites saber cómo adaptarte urgentemente y del mejor modo a los cambios antes que sea muy tarde.

En el correo de ayer mencioné que ya no basta solo con detectar una necesidad específica de un Cliente o grupo de Clientes Ideales si no utilizas un sistema de seguimiento compuesto habitualmente por 2 o más vías para cerrar ventas.

Horas más tarde, recibí no menos de 30 o 40 mensajes contándome los sin sabores que muchos atraviesan a la hora de conseguir Clientes o hacer PPC de manera rentable. Es obvio: Las cosas están cambiando más rápido de lo que parece.

Por ejemplo, ¿sabías que facebook utiliza una algoritmo – digamos “especial” – para aprobar campañas de anunciantes que invierten cierta cantidad de dinero por día? (habitualmente cuando “gastan” USD 15.000 o más se acceden a recursos ocultos que son increíbles)

Y esto no me lo contó nadie, lo puedo ver en directo con mis ojos.

Algo parecido ocurre con los productos que vendes, según lo hagas puedes ofrecerlos directamente a través de anuncios pagos sin poner en riesgo tu cuenta de publicidad. Pero, si lo haces mal, entonces puedes quedarte sin anuncios y además sufrir una severa sanción.

Todo esto, años atrás era prácticamente imposible que ocurriera (Aún recuerdo cuando AdWords permitía hacer Direct Link casi hacia cualquier página – literalmente – y así se podían obtener beneficios soñados)

¿Y qué pasa con las campañas de email? Ya no es 2004 cuando se obtenían tasas de optin superiores al 80% (tenía una pequeña lista en aquella época en donde logré alcanzar y superar por algunas décimas el 90%. Sí, 9 de cada 10 suscriptores abrían mis correos. ¡Una locura!)

Pero no hoy.

Estos son algunos de los muchos motivos que producen el inevitable efecto Darwin en tu Negocio.

¿Estás preparado?

About The Author

Adrian Marquisio

Adrian Marquisio es un emprendedor serial, fundador de múltiples negocios y mentor. Actualmente ayuda a emprendedores y consultores que buscan una forma simple y rentable de hacer crecer sus negocios.